Todos tenemos un amor que duele, y de alguna manera siempre va a doler.

Todos tenemos un amor mal entendido y todos hemos pagado a cómodos plazos la impotencia de ser incomprendidos (supuestamente) por entender de formas distintas el amor.

No sabría decir en que punto estoy, puedo hacer saltos cuánticos a realidades paralelas que no existen en este mundo en el que vivimos.