Estudiar Arte es todo un mundo, estudiar la sensibilidad, buscar dentro de ti, y hacer ageno todo lo demás para ir al centro de la emoción. A veces, cuesta, no diré que no. Pero como aflora todo.

Hoy sin ir más lejos, he visto un vídeo de una performance del MoMa de Marina Abramovic. El reencuentro con el amor, casi fortuito, la mezcla de alegría y dolor. Y el sentimiento amargo de la despedida. Os dejo el fragmento dñonde Marina, en 2010 en el MoMA se sienta y pone una mesa y a disposición del que quiere una silla, personas totalmente ajenas a ella se sientan y en ese momento surge la mágia, el cambio energético. Pero qué ocurre cuando el amor de su vida, Ulay aparece? No os lo perdáis.

Decir, que Ulay ha fallecido recientemente, y esos ojos me han llevado a diferentes mundos.